Blog

Quistes y Miomas un padecimiento frecuente

3 Jun 2013
quistes

¿Has presentado cambios en tu menstruación, inflamación, dolores abdominales frecuentes?

Escucha a tu cuerpo, estos pueden ser síntomas de que padeces quistes o miomas, pero no te preocupes, son más comunes de lo que piensas, en Problemas de la Mujer podemos ayudarte a solucionarlo, por ello te presentamos este artículo para darte a conocer más sobre estos trastornos hormonales que pueden presentar la mayoría de las mujeres.

¿Qué es un quiste?

Es un saco lleno de líquido o sangre, que se forma sobre o dentro del ovario, su tamaño puede variar, pueden ser milimétricos en casos extremos pueden ocupar todo el abdomen, en la mayoría de los casos no causa daño y desaparece, lo que provocan son problemas menstruales, estos pueden aparecer a cualquier edad de la etapa reproductiva de la mujer.

¿Cómo puedo darme cuenta?

Si has presentado desarreglos de la menstruación, dolores abdominales e hinchazón, debes acudir al ginecólogo para realizarte un examen por lo general es un ultrasonido y descartar la presencia de éstos.

¿Todos los quistes son iguales?

No,  existen varios tipos:

Funcionales: aquellos que desaparecen de forma espontánea sin necesidad de tratamiento. Estos surgen durante el embarazo, a raíz de la ovulación o en el caso de ovarios poliquísticos.

Orgánicos: son los más comunes son los endometrióticos, debido a la acumulación de sangre  y restos de menstruación fuera del útero.

¿Cómo puedo tratarlos?

Si el quiste no causa dolor o molestia alguna y no estás en el proceso de la menopausia (periodo donde se presenta con mayor frecuencia cáncer ovárico) no se requiere un tratamiento.

En el caso de quistes funcionales pueden ser tratarlos recentando medicamentos, cuando son grandes o crecieron rápidamente se debe recurrir a la cirugía que puede ser de dos tipos:

Biopsia mediante laparoscopia: donde se introduce una cámara en la cavidad con una pequeña incisión.  O una laparotomía: es decir, apertura del abdomen.

¿Qué son los miomas?

Son tumores benignos que aparecen en el aparto reproductor de la mujer ya sea por predisposición genética o influencia hormonal. Pueden presentarse uno solo o varios, su tamaño varia, pueden tener solo milímetros de diámetro o llegar a 10 centímetros.

Regularmente aparecen durante el embarazo debido a que el nivel de hormonas aumenta  o en la menopausia cuando los niveles bajan. La mayoría de ellos no produce síntomas pero debes prestarles atención puesto que si presentas menstruaciones abundantes  o en días intermedios pueden provocarte anemia.

¿Qué otros síntomas puedo presentar?

Dolores o presión en el vientre durante la menstruación

Aumento de la frecuencia urinaria

Estreñimiento

Sensación de distención abdominal por gases

Incremento del volumen del abdomen

Dolor durante las relaciones sexuales

¿Cómo curarlos?

Existen varios factores para determinar el procedimiento a seguir, dependerá de la edad de la paciente, la gravedad de los síntomas, si está o no embarazada o desea estarlo en el futuro, su estado de salud en general y las características de estos.

¿Qué procedimientos existen para resolver este trastorno?

Existen tres técnicas para eliminar los miomas:

Medicamentos: Los más usados son anticonceptivos y terapias hormonales, se recomienda usarlos solamente en periodos cortos ya que puede traer varios efectos secundarios como son: ausencia de menstruación, síntomas de menopausia, hinchazón.

Cirugía: Extrayéndolo si es que la mujer se encuentra en edad reproductiva, de lo contrario existe la  histerectomía o extracción del útero, que podría ser recomendable si el mioma es muy grande; el sangrado abundante, o si la mujer ya ha llegado a la menopausia.

Embolización: Esta es una de las técnicas más nuevas, que consiste en interrumpir el flujo sanguíneo de las arterias que alimentan los miomas. Mediante este procedimiento se detienen las hemorragias, se reduce el tamaño de los miomas y se evitan intervenciones más agresivas.

Recuerda visitar regularmente a tu ginecólogo, en Problemas de la Mujer, Ginecafem contamos un equipo altamente capacitado para cuidar de ti.